Humidificadores con aromaterapia

Los humidificadores de aire de aromaterapia son humidificadores con la capacidad de distribuir aire con aceites esenciales especiales adecuados para humidificación.

✔ Envío gratis 24h - ✔ Precios competitivos - ✔ Calidad Profesional

Filtros activos

Los humidificadores con aromaterapia tienen la capacidad de añadir humedad al ambiente cargado de esencias y olores agradables para nuestros sentidos y olfatos. Son una de las mejores alternativas en caso de necesitar un humidificador, ya que la aromaterapia es una de las funciones mejor valoradas en este tipo de dispositivos.

¿Qué necesito para que mi humidificador añada olores al ambiente?

Los humidificadores que verás en esta categoría disponen todos de esta función. Tan solo necesitarás color un par de poco del aceite de esencia dentro del equipo, tal y como se indica en las instrucciones y en la descripción del equipo, y el equipo añadirá humedad al mismo tiempo que un suave olor. Disponemos de 3 tipos esencias diferentes: a lavanda, limón y eucalipto.

¿Para qué puede servir la función de aromaterapia?

Esta característica es especialmente en útil en lugares como centros de belleza, tiendas de decoración, peluquerías, etc. Aun así, sirven para cualquier tipo de entorno, ya sea para uso doméstico o no.

¿Tengo malos olores en casa, esto me va a servir?

Los humidificadores con esencias ayudan a crear ambientes agradables para nuestro olfato. Pueden ayudar a camuflar los malos olores, ya sean provocados por ropa sucia, agentes externos, etc. Aun así, los aromas esenciales no son un purificador de aire. Para casos con fuertes olores te recomendamos antes un purificador de aire.

¿Cuáles son los beneficios de un humidificador?

Las ventajas de este tipo de equipos son diversas y variadas. Para empezar, pueden reducir los problemas de electricidad estática que provocan los dispositivos como los televisores o los portátiles.

Por otro lado, tener un nivel de humedad adecuada es vital para los grupos de edad más vulnerables, como jóvenes y ancianos. Esto es más importante en invierno, donde más se utiliza la calefacción y la hay poca ventilación, ya que las ventanas permanecen cerradas más tiempo. Los más pequeños aún no tienen desarrolladas las defensas de un adulto, y las de los ancianos ya no son tan resistentes.

Una humedad adecuada evita la sequedad en las mucosas, tanto en los labios, nariz como vías respiratorias, lo que reduce las probabilidades de contraer enfermedades o virus como catarros o gripes.